• LOGIN
  • No hay productos en el carrito.

El encanto de la mezcla de colores en las pinturas

En muchas ocasiones deseamos tener colores personalizados para hacer destacar ciertos ambientes de nuestros hogares. Este color especial se puede lograr utilizando las proporciones correctas en la mezcla de pinturas de diferentes colores.

Los colores básicos en las pinturas son el blanco, amarillo, rojo, negro y azul, el secreto radica en conocer muy bien las proporciones a usar en cada una de las combinaciones.

Pinturas con colores personalizados

La variedad de colores es cuantiosa, ya que pueden combinarse los colores básicos en distintas proporciones y en función de ello, la tonalidad de la pintura será más o menos intensa.

Estos tonos pueden lograrse a partir de la combinación de pinturas ya elaboradas, así como también mediante el agregado de las proporciones adecuadas de cada uno de los colores básicos.

Por ejemplo, si se quiere elaborar una pintura de un tono turquesa, la combinación debe ser como sigue: 1 parte de amarillo, 5 de azul y 1 de blanco.

Un detalle a considerar, es la cantidad de pintura que se necesitará para cubrir toda la superficie que se quiere pintar de un tono determinado, ya que si no es suficiente, es necesario volver a preparar la mezcla con las proporciones exactas para poder obtener el mismo color.

Otro aspecto a tener en cuenta, es si la superficie a pintar se encuentra ubicada en el interior de una edificación o en el exterior de la misma, ya que en función de esto, la pintura debe poseer resistencia a los elementos ambientales y a otro tipo de condiciones.

Trucos útiles al combinar colores

Es de mucha utilidad, conocer cientos detalles o trucos, antes de iniciar la práctica de mezclar pinturas y colores, ya que con ellos, se puede obtener mejores resultados.

Uno de estos trucos, es que no se deben mezclar pinturas de calidades distintas, esto significa que las pinturas de tipo plástico no debe ser mezclada con pinturas de tipo sintético.

Si se quiere lograr un tono más oscuro o más claro, no es necesario usar colores como el negro o el blanco. En su lugar, puede utilizarse un componente de la combinación que resulte apropiado para ello. Por ejemplo, para un tono naranja claro que se desea oscurecer, se puede agregar un poco de rojo en vez de pintura negra.

También pueden usarse tintes para colorear pinturas blancas. Esta combinación con frecuencia da mejores resultados cuando se busca obtener una tonalidad determinada, resultado que no se logra en forma efectiva al combinar distintos colores.

Fuente: Guía práctica para la mezcla de colores

0 responses on "El encanto de la mezcla de colores en las pinturas"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

top
© 2018 - Prohibida la reproducción total o parcial.