• LOGIN
  • No hay productos en el carrito.

Formulación de pinturas para uso arquitectónico

Cuando se realiza la formulación de pinturas para uso arquitectónico, debe tenerse en cuenta que la adecuada elección del polímero y de los aditivos necesarios para dicha formulación, es de vital importancia para lograr el éxito de cualquier proyecto arquitectónico.

Es conveniente señalar, que a este tipo de pintura se le conoce por variadas denominaciones, entre estas se encuentran la de pintura con base de agua, pinturas emulsionadas, pinturas vinílicas y algunas otras denominaciones, las cuales van a depender en mayor medida de la variación lingüística del país de origen de los usuarios.

Componentes de las pinturas para uso arquitectónico

Las pinturas para uso arquitectónico, en su composición poseen elementos como el látex, los diferentes pigmentos, aditivos, espesantes y las cargas. Cada uno de ellos cumple un papel específico dentro de la formulación de dicha pintura.

En función del papel que cumplen estos elementos, vamos a describir brevemente cada uno de ellos.

  • Látex: es un material que se fabrica por medio de la polimerización por emulsión, en donde monómeros como el ácido acrílico, el vinil acrílico, el estireno o el butil acrilato, son mezclados con agua, surfactantes, agentes estabilizantes y con iniciadores, para dar origen mediante el mezclado, a una emulsión estable la cual tendrá las características propias del monómero que la compone.
  • Los pigmentos: estos son los utilizados para dar los diversos colores y tonalidades que encontramos en las pinturas. Cuando la pintura arquitectónica es blanca, es indicativo que el pigmento utilizado es el dióxido de titanio en grado rutilo, para tonalidades amarillo y rojo, se usan óxidos de hierro y para tonos verdes y azules pigmentos de ftalocianina.
  • Los aditivos: estos permiten facilitar el proceso de producción y pueden ser de varios tipos entre los que pueden mencionarse los suavizadores de agua, los antiespumantes, bactericidas y reguladores de pH, entre otros.
  • Espesantes: en este caso los de mayor uso son los derivados de la hidroxi etil celulosa, otros de común uso son los espesantes asociativos, los cuales provienen de la emulsión de polímeros acrílicos. Estos últimos, requieren de un medio alcalino para poder desarrollar su efecto espesante, lo que amerita un control más cuidadoso en la formulación de la pintura.
  • Las cargas: los más utilizados son los carbonatos de calcio en todas sus variaciones, los hay micronizados, naturales, sintéticos, blancos, ultra micronizados o grises. También se usan los caolines, que son silicatos de aluminio en sus variaciones calcinadas o naturales.

Aun cuando los componentes de las pinturas para uso arquitectónico son poco complejos, su combinación adecuada y el cuidado que se ponga en ello, serán la base de la formulación de un recubrimiento que proporcione un buen acabado y que la relación costo/rendimiento resulte atractiva para los consumidores.

Fuente: Pinturas Arquitectónicas-Los verdes más preciosos

 

0 responses on "Formulación de pinturas para uso arquitectónico"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

top
© 2018 - Prohibida la reproducción total o parcial.